martes, 18 de septiembre de 2012

Bases para Mejorar tu economía doméstica

Existen cuatro pautas que se recomiendan seguir para ir mejorando poco a poco tu situación financiera.
Si realizas estas acciones de la manera adecuada irás saliendo de una situación de equilibrio inestable en la que vive la mayoría de la gente y sin darte cuenta empezarás a ahorrar dinero, a generar ingresos pasivos sin darte cuenta y a tener en general una situación financiera más saneada.

1.- Obten ingresos: ¿Obvio verdad?. Lo primero de todo es obtener ingresos. Se pueden obtener ingresos activos (del rendimiento de tu trabajo) o ingresos pasivos. Tal y como comentamos en otra ocasión, el objetivo es que tus ingresos pasivos cubran el 100% de tus necesidades básicas así que cuanto antes tienes que empezar a generar este tipo de ingresos. Con ello dispondrás de más tiempo para generar nuevos ingresos, realizar las actividades que siempre deseaste realizar y conseguir tus sueños.
Ahora bien, ¿qué hacemos con estos ingresos obtenidos?.

2.- Ahorra lo que puedas: Esta parte también la expliqué en más detalle en la entrada sobre Gestión del dinero. Una vez cubiertas tus necesidades el resto del dinero repártelo en distintos apartados para trabajar con ello a continuación. Ahorrar es tan solo un paso intermedio, vas ahorrando en distintas cuentas y cuando tengas la cantidad de dinero necesaria...

3.- Invierte lo ahorrado: ¿Y en qué lo invertimos?. Por supuesto en medios para conseguir ingresos pasivos. Tienes que generar Activos en tu patrimonio. No lo gastes en Pasivos. Explicaré la diferencia en otro momento, pero entiende que comprarse una casa o un coche es un Pasivo, no aporta a tu beneficio por lo cual debes evitarlo en la medida que sea posible. El grave error de la mayoría de la población es que hasta el punto 2 lo hacen correctamente. Pero llegados al punto 3, se gastan lo ahorrado durante años en mejorar el coche, en hacer obras en casa y ponerla más bonita, en adquirir una nueva televisión gigante, etc. Y todo ello les lleva de vuelta a la casilla de salida. Otra vez a empezar. ¿No sería más inteligente que estos ahorros los empleases en crear una fuente de ingresos pasivos?.
¿Y hay algo más que hacer? Por supuesto, quizás la parte más importante de todas...

4.- Simplifica tus gastos: ¿Realmente necesitas 10 pares de zapatos?. ¿Ir a cenar fuera de casa 2 veces por semana es necesario?. Haz una lista de todos los gastos que tienes a lo largo de un mes. Anota cada céntimo que gastas y analízalo a final del mes. Te sorprenderás la cantidad de dinero que te gastas en cosas que no son para nada necesarias. Tan solo recortando esos gastos absurdos tendrías suficiente dinero para iniciar tu propio negocio multinivel o para invertir en bolsa. Se sincero contigo mismo, y si de verdad tienes el propósito de mejorar tu situación, simplifica tu vida y no gastes innecesariamente.
Si consigues dar este paso te garantizo que en unos pocos meses tu situación mejorará radicalmente.



¡Por tu libertad financiera!
Un abrazo,

Enrique Vidal
email: contacto@enriquevidal.es


1 comentario:

  1. Muy buenos consejos, la verdad que a veces nos preguntamos por que el dinero no nos alcanza y es que gastamos en cosas que realmente no nos hacen falta y si queremos invertir debemos analizar muy bien las cosas, en que recortar los gastos y como hacer que se multipliquen poco a poco.

    ResponderEliminar