lunes, 6 de agosto de 2012

Ingresos pasivos, clave para la libertad financiera


He querido iniciar este blog sobre la libertad financiera explicando el concepto que para mi es clave fundamental a la hora de conseguir este ansiado objetivo.
Hasta hace unos años pensaba que para ser millonario hacía falta o tener mucha suerte y heredar, o que te tocase la lotería, o trabajar hasta matarse toda la vida. No había otra manera para ganar dinero.
Sin embargo hace unos años me pusieron en contacto con un empresario de éxito con el que yo quería comentar una idea de un nuevo negocio que se me había ocurrido. Recuerdo que pasamos varias horas charlando amigablemente y de toda la conversación se me quedó grabada una frase que me dijo: "Enrique, si trabajas no tendrás tiempo para ganar dinero".


Unos meses después estaba en un seminario de prosperidad realizado por un gran maestro de Tantra y en mitad del seminario soltó la frase: "¿Quién os ha dicho que para vivir hay que trabajar?, es una gran mentira".
Ambas personas tenían más de 60 años y vivían muy felices, tenían todo lo que deseaban y si no trabajaban seguían ingresando dinero a través de sus negocios.

Desde entonces empecé a buscar la manera de conseguir ese objetivo. Pero se me escapaba el concepto, no entendía cómo se podía ganar dinero sin trabajar, ¡no había manera!.
Hasta que gracias a una buena amiga fui invitado a un Seminario de la Mente Millonaria de T.Harv Ecker (Millonaire Mind Intensive).
En ese momento cambió mi vida. Entendí el concepto y no solo el concepto sino el método, la manera que llevaba buscando años para conseguir tener ingresos sin necesidad de intercambiar mis horas de trabajo por ese dinero.
Ingresos Pasivos, o ingresos residuales. Esa es la clave.
Una vez que tu fuente de ingresos no precisa de tu presencia es cuando puedes decir que realmente eres financieramente libre.

Tengo una buena noticia para ti. ¡Existen muchos más métodos para conseguir ingresos pasivos o residuales de los que puedes imaginar!.
Voy a listar unos pocos aquí, pero hay muchísimos más, de hecho son ilimitados.
El ejemplo por excelencia es el Network Marketing o Marketing Multinivel (a veces llamado Venta Directa). Todos los grandes Gurús de la economía hablan del MLM como el negocio del Siglo XXI.
También puedes escribir libros, crear música, instalar mánquinas de vending, comprar y alquilar un gran número de pisos, comprar negocios ya establecidos, etc.

Como te habrás dado cuenta, todos estos métodos implican un esfuerzo inicial. Pero es un esfuerzo inicial temporal.
En próximas entradas os explicaré las claves para que estos negocios y otros muchos que puedan parecer negocios clásicos se conviertan en tu fuente de Ingresos Residuales y Pasivos. De hecho cada uno de estos métodos, si los desarrollamos precisarían de un blog completo dedicado exclusivamente.

Analiza tu negocio y si no sabes cómo hacerlo para que funcione sin ti consúltame. Estaré encantado de asesorarte.

Un abrazo,

Enrique Vidal
email: contacto@enriquevidal.es

2 comentarios:

  1. Excelente artículo Enrique. Estoy deseando que publiques una entrada detallando más métodos de ingresos pasivos tal y como dices que existen, a parte del único que comentas del Network Marketing.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Anónimo. Si te fijas he listado unos cuantos métodos en este artículo, pero tan solo he detallado el Network Marketing porque es el que me abrió el camino. Actualmente me encuentro en fase de estudio en varios de los que expongo y tengo planificado lanzar dos proyectos personales con estos sistemas. Según vaya aprendiendo de ellos de forma práctica y no teórica iré dando más detalles, pero si que tengo planificado durante el camino explicar las particularidades y fases de cada uno de ellos.
    Pero antes de escribir sobre ellos piensa que prácticamente cualquier negocio puede convertirse en una fuente de ingresos pasivos si realizas los siguientes tres pasos: Crear un sistema automático, simplificarlo y duplicarlo.
    De todas formas una de las bases fundamentales para conseguir la libertad financiera es rehacer la forma de pensar que tenemos. Si no cambiamos nuestra programación mental no lograremos obtener resultados. Escribiré más sobre todo esto en próximas entradas.
    Un abrazo y gracias por tu comentario

    ResponderEliminar